Acuario: un signo trascendental

El signo de Acuario se considera como uno de los más espirituales entre todos los signos del zodiaco. El agua es el elemento más abundante del mundo, y una de sus características es que es excelente para transmitir aquello que se encuentra dentro de ella.

A diferencia de las piedras elementales de cada signo del zodiaco, el agua no almacena dentro de ella por mucho tiempo, solo durante el tiempo en el que la energía termina de transitar de un extremo a otro por el agua. Una característica que permite a los espíritus utilizar el elemento terrenal de agua como forma de transmisión de energías.

Es por esto que se le considera a acuario como el signo del zodiaco más místico, por su cercanía con el símbolo del agua y las energías que utilizan este medio para transmitirse en el mundo físico. Fuerzas siempre cambiantes y siempre de diferentes fuentes se mueven a través del agua. Es por esto que se utiliza en métodos terapéuticos para la rehabilitación de las personas.

Durante una rehabilitación, una persona debe recuperar una esencia o habilidad con la que contaba. Al introducirse en agua no solo permite a la persona encontrarse más relajado, sino a recibir las energías positivas del universo de las cuáles hará uso para mejorarse a sí mismo.

Las personas nacidas bajo el símbolo de acuario pueden percibir todo a su alrededor de una forma que se sienten impregnados. En el agua podemos ver claramente que lo que se le introduce deja su marca, su esencia. Y al igual que en la realidad, colocar cualquier objeto o sustancia dentro del agua lo descompone en sus componentes más básicos y se comienza a transmitir incluso dentro del agua, volviéndose casi imposible separarlos; como por ejemplo, un balde de lodo.

El signo de acuario permite a sus portadores la capacidad de estudiar este flujo de energías, no nos es sorprendente, entonces, que algunos de los más grandes de la astrología han sido en su mayoría personas de signo acuario. Su habilidad de comportarse como el agua, disolviendo dentro de sí mismo cualquier cosa que se introduzca, volviéndose casi imposible separarlos, da a los portadores de este signo una ayuda para poder entender las fuerzas siempre presentes y cambiantes del mundo.

Al igual que al tomar una ducha, el agua significa pureza. Cuanta más agua agreguemos a las vidas, más puras se volverán. La habilidad de transmitir energías por el agua, de igual forma nos ayuda a deshacernos y transmitir a algún lugar alejado las energías que nos han estresado o preocupado. Sigamos colocando agua para poder eliminarnos lo que no nos hace falta.

Ya sea que estés en contacto con tu lado espiritual o no, el acuario es la persona que puede percibir su alrededor y se encuentra siempre fascinado por todo aquello que decide poner dentro de su espíritu. Ya sea poco o mucho, sabe que lo que s ele interponga en frente al acuario dejará siempre su marca, pero siempre podrá agregar más buenas acciones y actos desinteresados para incrementar sus energías positivas.

PUEDE INTERESARTE