LA MARAVILLOSA MENTE DE ACUARIO

Aunque con facilidad los nacidos bajo el signo de Acuario pueden ser considerados despistados y poco atentos a algunas normas sociales, la verdad es que tras esa desfachatez o aparente descuido se oculta una mente brillante y maravillosa con capacidades extra físicas que cualquier persona desearía. No en vano Acuario es considerado el más espiritual y profundo de los signos del zodiaco.

Acuario suele ser considerado falto de memoria práctica, es decir, con dificultades para recordar cosas exactas en momentos determinados: lo más importante de la lista del mercado, por ejemplo, o la razón que lo llevó a estar en un lugar y un momento determinado. Sus mentes no están siempre en este plano sino que, más bien, se mueven a planos superiores y se transforman en observadores de cosas que jamás dicen.

Además tienen una facilidad increíble para recibir nuevos conocimientos. Es como si sobre su cabeza estuviera abierta una compuerta que les permite recibir, casi que por ósmosis, cualquier tipo de cosa que quieran aprender. Todo el conocimiento llega a ellos sin gran esfuerzo. Los Acuarianos suelen ser grandes conversadores, con una sabiduría inmensa en muchas ciencias, artes y formas de ver la vida, escucharlos hablar resulta siendo musical… increíblemente interesante.

Acuario tiene una capacidad de concentración sobrehumana. Su atención puede estar en más de un lugar a la vez, en esta sala está teniendo una conversación de altísima complejidad con algún amigo pero, al mismo tiempo, otra parte de sí está en la sala continua, atendiendo lo que sus vecinos hablan y dicen como si poseyera un radar.

No es extraño que los interlocutores de Acuario se sorprendan ante las diferencias de sus posturas corporales con sus reacciones. A veces, da la sensación que Acuario sencillamente no está prestando atención a lo que se le está diciendo, pero en el momento de increparlo este responde con toda seguridad y fidelidad a la conversación que se tuvo. Su capacidad de concentrarse es, a veces, curiosa. Da la sensación que está en la luna cuando en verdad está muy atento a lo que se le está diciendo.

Otro de los más fantásticos elementos que tienen (y que si desean potenciar pueden sin ninguna dificultad) los Acuarianos son los dones psíquicos. Su mente maravillosa los hace tener un sexto sentido muy desarrollado que se adelanta a algunos sucesos, pueden suponer quien llama antes de contestar el teléfono. Un ejemplo muy interesante de este ‘poder’ es Abraham Lincoln, nacido bajo el signo de Urano. Lincoln predijo en varias oportunidades cómo sería su muerte.

Resulta por demás curioso, teniendo en cuenta las grandes habilidades mentales que tienen, que el pensamiento de un Acuariano rara vez está mediado por lo supersticioso. Cualquiera que sea su formación, en humanidades, ciencias exactas o cualquier oficio práctico, él nacido bajo Urano siempre tendrá una tendencia más científica que cualquier otra cosa y se mantendrá en ellas de manera tajante: jamás las posturas de un acuariano serán moldeables para agradar a otra persona.

Como verás la mente de un acuariano oculta grandes genialidades que, quizás, sólo los nacidos bajo su manto sabrán y revelarán.

 

 

PUEDE INTERESARTE