Los signos del zodiaco y el amor

El amor es el sentimiento que mueve al mundo. Cada ser humano, tiene dentro de si esas características que lo hacen especiales. Sobre todo, al momento de expresar cariño y sentimientos. La astrología es la ciencia que estudia la posición de los planetas, y en base a ello definen la personalidad por signos del zodiaco. Pero la realidad es, que la compatibilidad entre signos es algo complejo. Y por ende, requiere un estudio profundo tomando en cuenta la carta natal de ambas personas.

La forma en que se relacionan entre si los signos, debe ser particular. Sin embargo, podemos generalizar ciertos aspectos en función del elemento que los rige. Existen 12 signos zodiacales, y cada uno está unido a un elemento de la naturaleza. Así, tenemos que Acuario, Libra y Géminis son de aire. Tauro, Capricornio y Virgo son de tierra. Escorpio, Piscis y Cáncer son de agua. Y por último, Leo, Aries y Sagitario son de fuego.

El amor para los signos del zodiaco de aire

Los signos del zodiaco pertenecientes al elemento aire, a su vez gobiernan la tercera, séptima y onceava casas de la rueda astrológica. Obviamente, esto se debe a que cada uno de los signos de aire es representante de ellas. Las personas regidas por el elemento aire, son intelectuales por naturaleza. Son pensadores críticos y manejan bien el razonamiento abstracto. Siempre están alertas, son curiosos y perspicaces. Además de, creativos e inventivos.

Para los representantes de aire (Acuario, Libra y Géminis), el amor funciona algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Ellos ven el amor como tangible, como algo que debe manifestarse en el mundo físico. Lo tratan de razonar, y sus ideas no son bien entendidas. No suelen ser muy afectuosos, ni de expresar cariño físicamente. Más bien, son de apoyar a sus parejas, ayudarlos a alcanzar metas, buscar soluciones a problemas y orientarlos a ser mejores cada día.

El amor para los signos del zodiaco de agua

El elemento agua se asocia con los signos del zodiaco Cáncer, Escorpio y Piscis, y también gobierna las casas cuarta, octava y duodécima. Este elemento es el que está íntimamente relacionado con las emociones más profundas del ser humano. Por ello, las personas de signos de agua son altamente emocionales. Perciben el mundo muy a pecho, y se conduelen del dolor ajeno con facilidad.

Los signos de agua son intuitivos y sensibles, y sienten el amor más intensamente que el resto. En base a sus sentimientos, toman las decisiones en la vida. Por lo que a nivel del amor, si no están bien nada les marchara. Serán quienes darán hasta la vida por amor, de ser necesario. Pues, aman con la fuerza del mar y la intensidad de la tormenta.

El amor para los signos del zodiaco de tierra

El elemento de la Tierra está asociado a los signos del zodiaco Tauro, Virgo y Capricornio, y también gobierna la segunda, sexta y séptima casas respectivamente. Las personas regidas por el elemento tierra, son contrariamente al agua, bastante equilibradas. Sus emociones deben ir siempre a lo seguro. No toman riesgos en el amor, ni andan en busca de amores pasajeros. Son fieles, leales y dedicados a quien aman.

Son llamados ‘los constructores del zodiaco’. Pues, para ellos el amor tiene que verse materializado en algo físico. Bien sea un matrimonio, un hogar, una casa o algo tangible. Para ello, sus cualidades de responsabilidad y deber les confiere un puesto privilegiado dentro de sus familias. Definitivamente, son las personas con las que puedes contar para estar allí cuando las necesites.

El amor para los signos del zodiaco de fuego

El elemento fuego está asociado con los signos del zodiaco Aries, Leo y Sagitario, y también gobierna primera, quinta y novena casas respectivamente. Las personas regidas por el elemento fuego, son por supuesto ardientes. Son entusiastas, enérgicas y aventureras. Además, son auto-suficientes, espontáneos y poseen un entusiasmo tremendo por la vida. Sus emociones son así también, apasionadas e intensas. Cuando aman puede ser un segundo o para toda la vida. Lo decidirá lo que sientan en el momento. Pero sin lugar a dudas, ambos casos serán con mucha pasión.

Son también los más sexys y deseados, no solo por su físico sino porque son excelentes líderes. Y sin duda por su adhesión a sólidos ideales morales y religiosos que los hacen irresistibles. Aman realmente con todo su ser, y esperan lo mismo de vuelta. Así que, si eres metódico y no te gustan los retos es mejor que te alejes del elemento fuego.

PUEDE INTERESARTE